Historia

 

El 16 de mayo del 1980 se crea el Banco Confisa, como un proyecto orientado a satisfacer las necesidades financieras de clientes corporativos con cartas de Créditos bancarias, garantías inmobiliarias y de efectos de comercio, logrando descontar pagarés de créditos de consumo en momentos donde la banca comercial sufría de una aguda escasez de liquidez.

En 1985 surge como asociada Leasing Confisa logrando ser el principal generador de negocios corporativos cuando Banco Confisa orientaba sus estrategias hacia la banca corporativa de alto nivel, con riesgos crediticios muy moderados, a la vez que inauguraba las sucursales de Puerto Plata y Santiago. En el año 1993 CONFISA cambia la estrategia y comienza a generar operaciones de consumo para paulatinamente sustituir toda su cartera en créditos con repago de capital más intereses en forma mensual.
 
Hoy en día Banco Confisa y Leasing Confisa se consideran como una de las organizaciones más importantes en el financiamiento de vehículos usados.